top of page

Los campesinos, sujetos de derecho y especial protección constitucional

El Congreso de la República aprobó el Proyecto de Acto Legislativo No. 254, liderado por el presidente del Senado, Alexander López Maya, que reconoce al campesinado como sujeto de especial protección constitucional en Colombia.




Terminó el trámite legislativo de una de las iniciativas con mayor interés en el Congreso de la República. Se trata del Proyecto de Acto Legislativo No. 254 “por medio del cual se reconoce al campesinado como sujeto de especial protección constitucional”, el mismo que fue liderado por el presidente del Senado, Alexander López Maya, Coalición Pacto Histórico, y que hoy en virtud de la votación unánime, en la plenaria de la Cámara de Representantes, es una realidad.


El primer debate se dio en septiembre de 2022, cuando la Comisión Primera del Senado le dio el primer sí y le permitió avanzar a plenaria. La ponencia estuvo en manos del senador López Maya, quien para entonces argumentó que “con esta iniciativa se busca que el campesinado colombiano sea sujeto de derechos; un objetivo reclamado no solo por organizaciones de derechos humanos, sino también por el movimiento social campesino del país; esta ponencia fue construida con un grueso aporte de esta población que busca su reivindicación”.


A su regreso al Senado de la República, en el texto aprobado en quinto debate, se acordó la eliminación de la declaratoria de las Naciones Unidas sobre los derechos de quienes trabajan la tierra. Senadores de la Comisión Primera señalaron que de ser incluida desconocería la idiosincrasia campesina, al argumentar que “la característica principal del campesino es ser dueño de la tierra”.


El campesinado en Colombia es reconocido como sujeto de derecho y especial protección, gracias al proyecto de acto legislativo que aprobó el Congreso de la República el pasado 13 de junio, en el último de ocho debates que requería esta reforma constitucional.

Para el senador Alexander López, era de vital urgencia que el Congreso de la República le diera respuesta a un sector de la sociedad que por años ha invisibilizado su labor, en la dimensión económica, social, cultural, política y ambiental del país, y aseguró que según una encuesta del DANE, “el porcentaje de los campesinos en situación de pobreza aumentó un 2,6%, situación que deja en mayor vulnerabilidad a esta población, que además solo alcanza en materia de estudio un máximo de 8 años, lo que impide su llegada a la educación superior”, enfatizó.


Recordó el senador vallecaucano, hoy cabeza del Congreso de la República: “Los campesinos son libres, e iguales a todas las demás poblaciones; y en ninguna circunstancia deben ser objeto de discriminación en el ejercicio de sus derechos… Por ende, el Estado debe velar por su protección, respeto y garantía”. Con estos argumentos, nuevamente la plenaria del Senado le da luz verde, con la inclusión de algunas modificaciones, entre ellas, que en la reforma se precise la caracterización del enfoque de campesinado, que los campesinos igualmente sean sujetos de acceso a la cultura, y que no sean discriminados.


Con 138 votos a favor, y de forma unánime, finalmente la plenaria de la Cámara de Representantes aprueba el último tramo de esta reforma constitucional, que, entre otros aspectos, establecerá los mecanismos presupuestales que se requieran, así como el derecho de los campesinos a retirarse de la colectividad, conservando el porcentaje de tierra que le corresponda en casos de territorios campesinos donde la propiedad de la tierra sea colectiva.


Finalmente, el ponente de la iniciativa, senador López Maya, declaró contundente: “Con esta aprobación, el Congreso empieza a pagar una deuda histórica con la población rural de nuestro país, al darle estatus constitucional al derecho de los campesinos y campesinas, a la tierra y a la territorialidad”.


Con 149 votos a favor y ninguno en contra, la plenaria de la Cámara apoyó el proyecto que modifica el artículo 64 de la Constitución Política de 199, para que se reconozca explícitamente que el campesinado es sujeto de derechos y de especial protección.

En representación de las víctimas del Catatumbo, el representante Quintero Amaya afirmó que este Acto Legislativo “es un sueño histórico para Colombia… Significa la reivindicación de los derechos, en donde hoy hay un ambiente de unidad, y por eso reconozco el liderazgo del actual Gobierno”, remató.


La decisión fue aplaudida por varios senadores, entre ellos la senadora Catalina del Socorro Pérez Pérez, Coalición Pacto Histórico, reconocida por su activismo en pro de los derechos de los campesinos, y su colega de la misma colectividad política, senador Robert Daza Guevara, quien expresó vehemente: “Quiero agradecer al senador Alexander López Maya por su incansable lucha. Este proyecto es el acumulado de las luchas históricas que nos han costado sangre, muertes, desplazamientos, despojo de nuestras tierras y territorios. Campesinos: se oyen cantar los gallos, viene el amanecer, ya está madrugando. Hay que seguir con las siembras. La ley estatutaria del campesinado tiene que ser una realidad para que esto que hoy es un reconocimiento, lleve una vida digna y un bienestar en nuestros territorios”.


El ministro del Interior, Luis Fernando Velasco Chaves, se refirió a la decisión de la Cámara: “Por unanimidad, la sesión de plenaria de Cámara aprobó en su último debate de la segunda vuelta, el acto legislativo que reconoce al Campesinado como Sujeto Especial de Protección Constitucional. Gana el campesinado. Es un avance histórico, que nos permite sentar las bases como Gobierno del Cambio, para saldar una deuda de muchos años con nuestros territorios”.


Ahora, el proyecto de acto legislativo aprobado por el Congreso de la República deberá ir a conciliación, luego pasará a revisión constitucional, y quedará listo para sanción presidencial.


Con esto se busca garantizar los derechos del campesinado colombiano, que ha sido invisibilizado en la dimensión económica, social, cultural, política y ambiental del país.

La aprobación final de la reforma establecerá los mecanismos presupuestales necesarios y el derecho de los campesinos a retirarse de la colectividad conservando un porcentaje de la tierra. El senador López Maya argumentó que los campesinos son libres e iguales a todas las demás poblaciones y que el Estado debe velar por su protección, respeto y garantía.

Comments


Lo más visto

bottom of page