top of page

Descubren nuevo yacimiento paleontológico de preservación excepcional en Toca, Boyacá



La riqueza paleontológica de Boyacá y su importancia para ayudar a entender los organismos del pasado, vuelve a sorprender al mundo, pero esta vez en un nuevo escenario: Toca, Boyacá, un pequeño municipio del centro del país al que, el pasado 4 de marzo, llegaron el geólogo y paleontólogo colombiano, Javier Luque, el Servicio Geológico Colombiano, y un equipo de científicos nacionales e internacionales, para describir y caracterizar por primera vez, los depósitos de preservación excepcional de invertebrados marinos que se encuentran escondidos en el subsuelo de este lugar.  


Luque descubrió el yacimiento de Toca en 2009 cuando era pasante universitario del Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales (STRI). Los fósiles que encontró en ese entonces fueron tan excepcionales que cimentaron su interés por estudiar la paleontología y lo motivaron a regresar, 15 años después, con el propósito de dar a conocer esta nueva localidad que, asegura, tiene el potencial de convertirse en un referente de la paleontología de invertebrados en Colombia, tanto a nivel nacional como internacional.

“Colombia ha sido un país tropical desde hace más de 150 millones de años, pero no sabemos mucho de ese pasado paleontológico. Lo excepcional de esta nueva área que descubrimos en Toca es que contiene fósiles que raramente se preservan. Encontramos estrellas de mar y erizos de mar completamente articulados con sus espinas, gusanos marinos de cuerpo blando que tienen hasta tejidos nerviosos y musculares, y crustáceos con ojos! Eso es una rareza en el mundo. Depósitos con preservación excepcional se han identificado en latitudes medias a altas, en países como Canadá, Europa, Argentina o Australia, pero poco o nada en los trópicos actuales"

Explica Luque.


Persiguiendo el sueño de describir el área, el paleontólogo y su equipo de 12 científicos (integrado por colombianos, ingleses, canadienses e irlandeses en universidades de Estados Unidos, Alemania, Suiza, Colombia, Y Panamá), se internaron en Toca los últimos 15 días. Por dos semanas, colectaron, rotularon, y realizaron un inventario detallado de las muestras con sus respectivos metadatos, con los que iniciarán el estudio en detalle de nuevas asociaciones faunísticas, su taxonomía, tafonomía, sedimentología y paleoecología, para obtener respuestas contundentes sobre el pasado y presente de los trópicos, y en especial, sobre cómo era la biodiversidad de los mares de Colombia hace 80 millones de años.  

De acuerdo al colombiano, una evidencia de la excepcionalidad paleontológica de Toca es que sólo en las dos semanas que duró la excavación, el grupo descubrió al menos 30 nuevas especies que habitaron Colombia en el pasado. La pregunta que ahora deberán resolver es: ¿Qué pasó en el periodo Cretácico que permitió este tipo de preservaciones únicas? ¿Había fondos con poco oxígeno, o fue más bien la poca actividad carroñera o descomposición bacteriana lo que permitió su casi perfecta preservación?

 

Precisamente, éstas y muchas otras hipótesis sobre la prehistoria que hay bajo los pies de los colombianos serán el eje central de “Fósiles fantásticos y dónde encontrarlos: nuevos hallazgos del periodo Cretácico en Colombia", la charla que dictará el científico el próximo 20 de marzo a las 4:00 p.m. en el auditorio Benjamín Alvarado Biester del SGC en Bogotá. En la conferencia, Luque dará a conocer los detalles del descubrimiento y excavación de nuevas áreas paleontológicas en Colombia.


"Para el Servicio Geológico Colombiano, como institución encargada de investigar, conservar y custodiar el patrimonio geológico y paleontológico de la Nación, es muy gratificante apoyar el trabajo de científicos como Luque, quien siempre se ha destacado por notificar sus actividades a la Entidad y entregar los fósiles que recoge en sus excavaciones al Museo Geológico Nacional “José Royo y Gómez". Nuestra participación en estos escenarios es clave porque nos permite avanzar no solo en el conocimiento de nuevas áreas, sino también en su protección para las futuras generaciones"

Afirma Victoria Corredor, Coordinadora del Museo Geológico Nacional. 

 


Todo el material recolectado por el grupo de científicos nacionales e internacionales durante la excavación de Toca, será depositado en las colecciones paleontológicas del Museo Geológico Nacional “José Royo y Gómez" para su custodia y adelantar actividades de divulgación, comunicación y apropiación social del conocimiento relacionadas a la nueva área.


Tomado del Servicio Geológico Colombiano

Comments


Lo más visto

bottom of page