top of page

Boyacá declara la emergencia en salud pública por brote tipo II de dengue

El gobernador Carlos Amaya Rodríguez, por medio del Decreto 0594 del 3 de julio del 2024, declaró la emergencia en salud pública por brote tipo II de dengue y adoptó un plan de contingencia para la gestión, atención y control de esta enfermedad, transmitida por vectores en el departamento.


Óscar Manuel Jiménez Espinosa, secretario de Salud de Boyacá, señaló que el departamento cumple con las condiciones epidemiológicas para brote de dengue tipo II, de acuerdo con los lineamientos legales de la Circular No. 013 del 2023, expedida por el Ministerio de Salud, el cual establece los criterios para la declaratoria del brote epidemiológico por dengue en los departamentos y distritos. Teniendo en cuenta la información generada por el Comité de Vigilancia Epidemiológica, socializada en Consejo de Gobierno y en Consejo Departamental para la Gestión del Riesgo, se tomó la decisión de hacer la declaratoria y generar un plan de contingencia para enfrentar, de la mejor manera y en conjunto con las IPS, EPS, alcaldías municipales y actores interesados, los casos que se registren en pro de ofrecer una atención más oportuna y evitar que el dengue genere una situación de mayor afectación a la salud pública.


El dengue es una enfermedad viral aguda que puede afectar a personas de cualquier edad, especialmente niños y adultos mayores, causada por un virus transmitido a través de la picadura de las hembras de mosquitos infectados (Aedes aegypti), los cuales habitan en zonas urbanas ubicadas a 2.200 metros sobre el nivel del mar. Estos insectos ponen sus huevos en depósitos de agua limpia como albercas, floreros de plantas acuáticas, llantas, baldes o cualquier recipiente que esté a la intemperie y que pueda almacenar agua.

“Estaremos monitoreando el plan de contingencia en conjunto con todos los actores y guiándonos por los lineamientos del Ministerio de Salud y Protección Social. Estaremos atendiendo este brote para lograr superarlo en medio de una situación epidemiológica y climática compleja que favorece la reproducción del mosquito transmisor Aedes aegypti. Esperamos superar el brote en las próximas semanas y así poder levantar la alerta epidemiológica”

 Manifestó el secretario.


Desde la sectorial indicaron que es importante que la comunidad tenga presente los principales síntomas para que no se automediquen, consulten de manera oportuna los servicios de salud y eviten llegar a complicaciones severas e incluso la muerte.


Entre los principales síntomas están fiebre, dolor de cabeza severo, dolor muscular generalizado, hemorragias, vómito, dolor abdominal y alteraciones del estado conciencia.

Manuel Medina Camargo, referente del Programa de Control de Enfermedades Transmitidas por Vectores, aseguró que el país está atravesando por un brote de dengue importante desde 2023 y el departamento de Boyacá no ha sido ajeno a esta condición epidemiológica.

En el transcurso de 2024 se han reportado 1.087 casos, un incremento considerable respecto al 2023, año en el que fueron reportados 600 casos. En Boyacá están en riesgo 52 municipios que tienen condiciones eco-epidemiológicas para la trasmisión del virus. Las poblaciones con mayor afectación por el brote de dengue son San Pablo de Borbur, Garagoa, Moniquirá, Otanche, Muzo, Quípama, Puerto Boyacá, San Luis de Gaceno, Santana y Soatá, de acuerdo con el reporte de la semana epidemiológica 26, comprendida entre el 23 al 29 de junio de 2024.


Gracias al reporte oportuno de las instituciones de salud del departamento al Sistema de Vigilancia en Salud Pública (SIVIGILA) de los casos sospechosos de esta enfermedad y el posterior análisis efectuado por los grupos de Enfermedades Transmitidas por Vectores (ETV) y Vigilancia Epidemiológica de la Secretaría de Salud de Boyacá, se puede adelantar un seguimiento semanal al comportamiento del brote, determinar si existen cambios en los municipios afectados, gravedad en los casos y confirmación de los mismos. Adicionalmente, se logra monitorear cuál ha sido el manejo clínico que se ha dado a los casos en cada una de las IPS que notifica tener pacientes y si éste se ajusta al protocolo de manejo establecido por el Instituto Nacional de Salud.


Además, se pueden establecer las prioridades para realizar intervención química (fumigación) en las zonas con comportamientos epidemiológicos inusuales, casos de dengue grave o con mortalidad.

“El control de la transmisión del virus de dengue se enfoca básicamente en la eliminación de criaderos; en ese aspecto la comunidad juega un factor muy importante, ya que el vector Aedes aegypti se reproduce en aguas estancadas y limpias, por eso es muy importante que se realicen acciones de lavado de tanques y eliminación de aquellos recipientes que puedan almacenar agua”

Destacó Medina



Comments


Lo más visto

bottom of page